Humanización de las Redes Sociales = Deshumanización de los Seres Humanos.

Desde que empecé en el mundillo de las Redes Sociales, una de las normas básicas que nos pedían a la hora de poder desempeñar el papel de Community Manager era la humanización a través de las plataformas sociales, que fuéramos cercanos con las personas con las que interactuábamos, sobre todo desde el punto de vista empresarial. Ha llegado el punto que hemos buscado tanto esa humanización en las redes sociales que hemos empezado a perder la nuestra propia como personas, como seres humanos… Ya sé que suena un poco agorero, pero pensad en los momentos en los que habéis estado con los amigos tomando unas cañas o con la familia o con tu pareja, y habéis estado más pendientes del smart phone o del ordenador (sobre todo de las redes sociales) que de las personas que os rodeaban. Y es que a veces le dedicamos más tiempo del necesario.

El otro día me contaba una amiga que ella y su pareja habían estado discutiendo vía whatsapp, y lo peor de todo es que estaban sentados uno al lado del otro! Estamos locos o qué? Otra escena que se ha dado en mi caso; llegar a casa, y antes de cenar pues conectarme un “poco” (digo poco, porque a lo mejor para mí es poco tiempo)  y tener a mi pareja esperando para cenar juntos y terminar cenando sola porque he estado muy ocupada con Facebook, twitter, etc… Sí, es así de triste, o no os ha pasado algo parecido?

De hecho, hoy me he encontrado con un profesor muy reputado en la materia y recientemente ha publicado un post con respecto a este tema, lo cual me ha venido muy bien porque no soy la única a la que le pasa!

Aquí tenéis su post, desde luego, alguien más experto que yo en estas cuestiones!

“De usos y malos usos del smart phone.¿Eres in o out?”

http://oscarcarrion.es/2012/de-usos-y-malos-usos-del-smart-phone-eres-in-o-out/

by  on 28/03/2012 in PROTOCOLOREDES SOCIALES
“Hablando con amigos de este tema, me consta que mis opiniones no van a ser compartidas por muchos de vosotros. Los que conocen mi faceta de profesor de protocolo lo entenderán, quizá no tanto los que me conocen por mi faceta 2.0. Digo esto porque para un enamorado de los social media como yo, mi teléfono inteligente, un iphone 4 es una herramienta extremadamente útil, y su uso intensivo es una de las características de mi nueva vida, intensa nueva vida. Pero he llegado a la conclusión que debo ponerle freno, de hecho estoy en ello desde hace unas semanas.

Aún así se me olvida muchas veces, y  me descubro mirando el móvil o a la tableta cuando no toca, y casi nunca toca cuando estoy con alguien. Estos cacharros y sus aplicaciones están preparados para distraernos, sacarnos de lo que estamos haciendo, son auténticos ladrones de tiempo y atención.

No es una buena costumbre dejar de atender a la persona que tenemos delante porque recibimos cualquier alerta del tipo que sea que llega de nuestro móvil;  nos cambia la cara, miramos la pantalla y  nos ponemos a contestar como posesos al washup de turno, o a un retweet perdido que seguro puede ser atendido en otro momento, o a una llamada de un numero no conocido.

A mi cada vez me molesta más que me lo hagan, de hecho empiezo a funcionar como un fumador, intento echar los tuits en privado, cuando voy al baño o estoy a solas….

Estar enganchados full time al móvil es para muchos lo más de lo más; queda muy moderno ir mirando al móvil todo el rato, como si nada más existiera, pero no nos damos cuenta de la falta de respeto al que tenemos delante o nos acompaña.  Hace unos días disfruté de una excelente cena con estupenda compañía, todos ellos tuiteros. Imaginaros la escena, todo fotos y tuits, todos centrados en nuestro cacharrito, qué guay…..

Y la cena se nos pasó entre tuit y tuit, pero poco o nada interesante de charla durante la comida. Creo que el mejor momento llegó cuando empezaron a flaquear las baterías y la conversación fluyó entre nosotros. Al final de la cena, después de comprobar con orgullo los miles de impresiones y nuestro efecto en redes, me fui a casa pensando que algo no iba bien, que se nos fue la olla, que no habíamos disfrutado de la comida ni de la estupenda conversación que podía haber sido y no fué. Grave confusión entre lo urgente y lo importante.

Siempre he sabido que mi vida 1.0 es muy interesante, y por muchos excelentes tuits o comentarios que entren por mi teléfono, la inmediatez con que llegan los e-mails y la facilidad con que hago una búsqueda en internet,  nunca será comparable a una interacción humana, un cara a cara con alguien realmente importante. Ten en cuenta que todos los que están frente a ti son importantes; amigos, clientes, familiares, jefes, proveedores, compañeros, esposa, hijos….. hasta el que nos corta el pelo o limpia en nuestra oficina, todos somos importantes, los más importantes en ese momento.

A mi no me gusta nada que cambien mi atención por un ring/alerta/ruidito que emita un loco cacharro, me gusta que me hagan sentirme importante, ¿y a tí? ¿Qué opinas de aquellos que dejan todo por un aviso de su smart phone? ¿Eres In o out?”

 http://oscarcarrion.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s